DEPORTES
 Ciclismo
 Motociclismo
 Automovilismo
 Fútbol
 Equipos 1ª Div.
 Equipos 2ª Div.
 Tenis
 Baloncesto
AVANCE.....
 Noticia del día
 Última hora
PERSONAJES
 Aplauso
 Repulsa
INTERNET
 Alojamiento
 Alta buscadores
 Diseño
 Dominios
DIETAS - SALUD
 Balnearios
 Como engordar
 Dietas...
Solari ya no es un becario

Hay victorias de mucho mérito. La del Madrid en Balaídos fue una de ellas y de nuevo con Benzema en vuelo. El equipo de Santiago Solari debió remar de forma accidentada frente a un Celta más cachas que fluido. Como prueba de los avatares madridistas, el Real cerró los últimos veinte minutos de partido con esta defensa: Odriozola, Javi Sánchez, Ramos y Lucas. Antes del descanso ya habían desfilado hacia la enfermería Casemiro y Reguilón, mientras Bale se fue a la tregua cojo tras una cuchillada de Hugo Mallo. Entre cate y cate, del fútbol se encargó Benzema, izado desde la llegada de Solari. El francés está lozano. De clase va sobrado, así que cuando no le vence el ánimo emerge un futbolista extraordinario. Como apoteósico fue su control a un servicio de Modric. Benzema, como si fuera del Bolshoi, giró sobre sí mismo al tiempo que meció la pelota con la puntera. Más que un control fue un mimo. De frente a Sergio le batió con precisión. Una maniobra admirable con un borrón de por medio de Cabral, que quiso tirar el fuera de juego sin sintonía con Roncaglia. No acabó el repertorio de Benzema. Ni mucho menos.

Entre nota y nota de Benzema, Solari, que de entrada sentó a Isco y Asensio, tuvo que remendar al equipo. Con la baja de Casemiro, el entrenador argentino echó el lazo a Ceballos. Nada sorprendente. Sí la posición del andaluz, ubicado él en el eje, no Kroos, más asiduo al puesto. Nada aprovechó el Celta, muy quebrado toda la noche. Lesionado Lobotka se quedó sin ancla. Nada que ver con el frágil andamiaje de Okay, solo productivo en un cabezazo a un poste. No hubo local que procurara incordiar al postizo Ceballos. Tampoco hubo celeste que en el primer tiempo diera puntadas con Iago Aspas, mástil indiscutible del Celta.

Solvente el Madrid y atribulado el cuadro local, Benzema citó a Kroos con el gol más sencillo de su carrera. Tan abierta tenía la puerta que pateó el balón por encima del larguero. Minutos después, Mallo pateó a Bale. El galés resistió, tan renqueante como ausente, a su aire.

No hubo descanso para Benzema, tan pujante en el primer acto como en el segundo. De vuelta del intermedio reapareció con un remate al larguero tras un amago y un regate dentro del área, donde abundan los cocodrilos. Sin pausa, esta vez por el otro pico del área, sacó la cadena a un par de defensores y su remate fue de billar. Tres carambolas: la pelota pegó en Sergio, en su poste izquierdo y en Cabral. Con Benzema iluminado todo puede ocurrir. Y máxime cuando el Madrid de Solari certifica hasta los goles que no mete, sean de Vinicius al Valladolid o de Benzema al Celta.

Mohamed, técnico local, agitó el cesto. Dio entrada a Mor y centró la posición de Brais. El trastoque surtió el mejor efecto posible para el Celta. Iago Aspas por fin tuvo quien le enchufara. Crecido el delantero gallego, su socio Hugo Mallo cazó un golazo, un remate fantástico sin dejar caer la pelota al pasto. De nuevo la incertidumbre en un partido sin más gobernante que Benzema.

Con las incidencias de Casemiro y Reguilón no terminaron los infortunios visitantes. En la fase de mayor acoso del Celta, a Nacho se le lastimó una rodilla en el mismo instante en que se vio a Odriozola con calambres. Solari recurrió a Asensio y Lucas —no Bale, como en sus tiempos mozos— se aventuró como lateral izquierdo. No se rebajó el Madrid, que encontró el alivio definitivo cuando Juncá, de forma patosa, arrolló a Odriozola. Ramos, dale que dale con Panenka, embocó el penalti. Como a este Madrid le llueven los goles desde que llegó Solari, Ceballos, con un disparo formidable, selló el cuarto, justo antes del 2-4 final de Brais. Un resultado contundente tras un partido extraño y con muchos enredos que amplifica el momento Solari. Hoy, reglamentariamente, le vence su provisionalidad. El club deberá mover ficha. Los números son de Solari: cuatro partidos, cuatro victorias, 15 goles favorables y solo dos en contra. De paso, tres puntos más cerca del Barça. Y por el camino dos semanas de parón. Ideales para un equipo que tiene cola en el centro médico: Carvajal, Marcelo, Vallejo, Varane, Nacho y Reguilón —un pelotón defensivo— están maltrechos.

Si por Benzema fuera Solari ya estaría renovado. Desde luego, ya no es un becario.

El País 12/11/2018

¿Quieres visitar las Sitios Web de tus equipos preferidos de 1ª división?


¿Y la de tus equipos de 2ª división?
Calendario de Liga 2007-2008 1ª División (Primera Vuelta)



Calendario de Liga 2007-2008 1ª División (Segunda Vuelta)
Calendario de Liga 2007-2008 2ª División (Primera Vuelta)



Calendario de Liga 2007-2008 2ª División (Segunda Vuelta)
COCINA FÁCIL
 Gastr. Andaluza
 Postres
 C. Vegetariana
PUBLICIDAD
 Para tu empresa
 Banners
 Registro empresas
SUERTE/FORTUNA
 Horóscopos
 Sorteos
PRENSA ROSA
 Hola
 10 minutos
 QMD
 Ragazza
 Mujer Actual
 Semana
 El Jueves
 Interviu
 Vogue
 Casa Estilo
 Elle Deco
 AR
 Elle
 Mujer 21
 Revista Glamour
 Telva
 Gala
 TodoEllas
 ...
Añadir a Favoritos

 
  Copyright © Portal Mundo World, S.L. | Aviso Legal
Todos los derechos reservados
Gestion y Marketing en Internet

FÚTBOL
PORTALMW
Página de Inicio
ACTUALIDAD
ÁREA COMERCIAL
ENLACES
CULTURA
VIAJES
SERVICIOS
Economía
El Tiempo
Deportes
La Bolsa
Noticia del día
Política
Sociedad
Última hora
Tiendas
Subastas
Subastas B2B
B2B (Comercio)
Anuncios clasificados
Empresas
Web's
Ciencia
Derecho
Motor
Prensa Nacional
Prensa Rosa
Prensa Internacional
Museos
Educación
Arte
Teatro
Literatura
Mundo Cultural
Agenda Cultural
Cine
Reservar Alojamientos
Buscadores
Test de Velocidad